En el Centro de Formación Profesional de Cruz Roja tenemos una máxima. Todo nuestro profesorado cuenta con experiencia profesional en su materia. De esta manera, la enseñanza está ligada a la práctica diaria. Lo que quiere decir, que podemos conectar las aulas con el futuro del estudiante.

Además, de su experiencia y entusiasmo, todos ellos cuentan con una alta cualificación y el imprescindible factor humano y valores de la entidad.

 

Por qué es importante nuestro profesorado

 

Por tanto, el profesorado tiene dos tareas: enseñar e inspirar. Enseñar no es fácil. No podría hacerlo cualquiera. Pero donde se marca la diferencia entre profesor y gran profesor es en la capacidad de inspirar a los alumnos. Por ello cuando incorporamos a alguien a nuestro equipo lo hacemos porque creemos que va a conseguir transmitir esa chispa invisible.

Para ello es importante que le emocione su trabajo y la actividad docente. Debido a ello, el profesorado tiene que reunir estas dos pasiones. Juntas le convierten en un profesional de renombre.

Así, en los ciclos de la familia sanitaria contamos con enfermeros, psicólogos, técnicos en emergencias y profesionales de muchos otros puestos. Por tanto, su experiencia está acreditada.

En el ámbito sociocultural y de integración social contamos con un equipo de pedagogos, educadores sociales, psicólogos y psicopedagogos, trabajadores sociales e integradores sociales, entre otros, con experiencia laboral en la materia que imparte y con un interés social en los colectivos de la infancia, la juventud, la vulnerabilidad social…

 

¿Cuál es el objetivo del profesorado?

 

Todo el mundo tiene una historia. La tarea de nuestro profesorado es conseguir que cada alumno saque el máximo rendimiento a sus competencias y que lleguen a ser unos excelentes profesionales altamente motivados.

¿Quieres que sean ellos quienes te formen? ¿Cómo quieres que lo hagan? ¿Estás preparado para tu futuro? Solo tú lo sabes y en Cruz Roja estamos deseando conocerlo.